lunes, 9 de julio de 2012


Y ¡por fin! recuperé mi ordenador, el disco duro no daba más de sí.  Por suerte tenía todo bien guardado en varios sitios , se venía venir. . .Ésta familiar y feliz ilustración es otro de los recuerdos que incluí en el libro de mi familia; el momento en el que la monitora de la piscina de bolas nos echó por “gamberretes” fue censurado. No volverá a pasar, la próxima vez no habrá censura :)